domingo, 28 de septiembre de 2008

Odio Barcelona

Si bien es cierto que el turismo fue el responsable de la inyección de autoestima en vena para los barceloneses allá por los primeros noventa, puesto que siempre es alagador que alguien repare en tus puntos fuertes, y lo que es mejor, que los elogie, también lo es que de un tiempo a esta parte este hecho se ha vuelto en nuestra contra y, como recoge Fernández Mallo, Barcelona es la mejor tienda del mundo en la que nos obligan a vivir como turistas sin posibilidad de vuelta atrás porque el turismo supone ya el 14% de ingresos para la ciudad. Somos como hamsters enjaulados en su flamante noria.

Con este argumento la editorial Melusina ha propuesto a doce escritores que den su visión de la ciudad, convirtiéndose los ensayos de cada uno de ellos en doce sencillos pasos para odiar la ciudad. 189 páginas de pura barcelonafobia captados magníficamente por una cubierta que funciona a modo de oráculo y que se convierte en un relato más, el decimotercero, de Toni Sánchez-Tena.

Odio Barcelona habla de la papanatería y del provincianismo del ayuntamiento al más puro estilo Bienvenido Mr. Marshall con los que se agasajó a Woody Allen para que hiciera la película con el título más estúpido de la historia del cine, del desarraigo de sus habitantes obligados a vivir como turistas en su propia ciudad, del parque temático de vomitonas de niños de Erasmus en el que se han convertido barrios emblemáticos como el Borne, el Gótico o el Raval, de los que se cuelan en el metro, de los que tocan la flauta y de la pérfida influencia de Manu Chao, o de lo difícil que es hacer amig@s en la ciudad con la fachada-marca más friendly del mundo.

Promete. Ahora hay que leerlo y reflexionar: el turismo es importante para los hoteleros, para los retauradores, para las putas de lujo, para los comerciantes, y por ende, para el ayuntamiento pero ¿y para mí? para los curritos que sólo queremos salir a tomar una caña o a cenar a precio español y no europeo (que ya es bastante), que queremos dormir tranquilamente para podernos despertar a las 7 am sin tener que pasar la noche en vela gracias a las canciones que nos dedican en plena madrugada los insignes turistas de Francia, Estados Unidos o Alemania sin que la policía, presta a multarte si te pasas medio minuto sin ticket en la zona de residentes, haga nada por evitarlo. Salir con nuestros hijos sin taparnos la nariz por el nauseabundo hedor a orín de cada esquina, o pasear por la calle sin tener que sortear ordas de turistas sin camiseta, maleducados y prepotentes que se comportan como si la ciudad entera fuera su playa particular.

Este libro es pues, el libro que tod@s y cada un@ de l@s habitantes de Barcelona quisiéramos haber escrito pero nunca nos atrevimos a esbozar. Por cierto, Odio Barcelona se presenta el jueves 9 de octubre, a las 07:30pm en el bar Elèctric (Travessera de Gràcia 233, Metro L4 - Joanic) Y para ir mascando la venganza, no os perdais el vídeo promocional


BSO: Larva Fecal - Por el culo te voy a dar

3 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Apuntado queda, a la orden de su Santidad del Agustín Fdez.

zhang zhiming dijo...

Welcome to visit my artware transaction net. Bosses, please note, want to sell the Chinese goods, the purchase look for me

Geraldo Maia dijo...

Hola Formentera,
És un grande placer estar visitando tu agradable y interessante blog.
Saludos desde Brazil:
Geraldo